martes, 30 de octubre de 2012

La ciudadanía


Para entender el concepto actual de ciudadano debemos primero hacer un recorrido por la historia política:
*      En la Antigua Grecia, ciudadano era todo varón libre, adulto, nacido en la ciudad e hijo de padres que también habían nacido en la ciudad. Si cumplía estos requisitos podía participar en el gobierno directamente.
*      El concepto de ciudadanía resurgió a fines del siglo XVIII con la revolución de Estados Unidos y la Francesa. Hasta ese momento las personas eran súbditos del rey y tenían que obedecerle; por el contrario, los ciudadanos son personas con derechos que obedecen a la ley. Fue en esta época donde comenzaron a tener vigencia los principios de igualdad, libertad y fraternidad.
Entonces, un ciudadano es un titular de derechos con la característica esencial del derecho al sufragio, a la libre elección de quienes van a gobernar en su nombre.
En la actualidad, el sufragio es obligatorio, universal (porque pueden votar todos los mayores que acrediten su identidad y figuren como habilitados en los padrones) y secreto (para que nadie pueda enterarse del voto de una persona, lo que permite expresar libremente su voluntad y garantiza que no tenga que votar presionada por otras personas). 

No hay comentarios:

Publicar un comentario