martes, 30 de octubre de 2012

Ignorancia y Coacción


Para adjudicarle a un individuo responsabilidad por sus actos tiene que haber actuado con algún margen de libertad. Esto implicado dos condiciones:
o   Que haya sido consciente sin ignorar las circunstancias y las consecuencias de la acción.
o   Que no existan causas externas que lo obliguen a actuar de un solo modo.
Por ende, la ignorancia y la coacción eximen al individuo de su responsabilidad. Pero no cualquier tipo de estas sino únicamente el que ignora lo que no pudo haber sabido y el que actúa bajo una coacción tan fuerte que no tiene posibilidad de hacerlo de otra manera.


No hay comentarios:

Publicar un comentario