martes, 30 de octubre de 2012

El diálogo y el reconocimiento del otro


La tolerancia implica el reconocimiento del otro como un semejante y por lo tanto, como un ser digno de respeto. Por el contrario, la intolerancia es el rechazo al otro por lo que es, hace y piensa. La tolerancia positiva y el reconocimiento del otro son la condición necesaria del dialogo.
En efecto, solo el reconocimiento del otro como diferente, pero a la vez como semejante hace posible el dialogo. Y para dialogar es preciso que sepamos que somos falibles, es decir, que nos podemos equivocar, que no siempre tenemos razón y que necesitamos de los otros para acercarnos a la verdad. La verdad no está en nosotros sino entre nosotros. 

1 comentario: